lunes, 11 de noviembre de 2013

El fauvismo explicado a los niños


Hoy vamos a tratar de explicar el fauvismo para niños, uno de los movimientos de vanguardia que surgen a comienzos del siglo XX de los cuales algunos hemos hablado ya en este blog, como el cubismo para niños o el surrealismo para niños.
El fauvismo como otros movimientos de vanguardia, surge como reacción otro movimiento y con espíritu revolucionario, con la intención de cambiar las cosas, de abrir una nueva ventana fresca a la historia de la pintura.
El movimiento surgió en el año 1905 tras una exposición en el Salón de Otoño de París, siendo uno de sus principales valedores y considerado el precedente del movimiento el pintor Herny Matisse. La palabra traducida al castellano significa fiera porque así lo definió un crítico al comentar la exposición reseñada.



La explicación más interesante para comprender el fauvismo es el uso del color, mas que nada el uso arbitrario del color. Es decir si pintamos un rostro deberíamos hacerlo según se hacía tradicionalmente con color carne, mas claro, mas oscuro, dependiendo de la persona. Pero la novedad del fauvismo es la ruptura con ese tipo de cánones, es decir podemos contemplar un rostro pintado de color azul, algo que sabemos que es imposible, pero ahí es donde reside la novedad de este movimiento, la libertad a la hora de distribuir el color de manera que no coincide con la realidad. Así lo observamos en el paisaje que podemos observar en este post donde el río por el que se encuentra navegando un barco es de color rojo, en vez del tradicional azul claro o verdoso que debería tener el río. Igual sucede con esas montañas de color azul que observamos en la parte izquierda o un cielo entre amarillo y naranja que vemos al fondo.
Los contrastes cromáticos son muy importantes en la obra, colocados de manera en que los colores se distinguen entre primarios (rojo, amarillo, azul) secundarios y complementarios que surgirían de mezclar colores primarios y los resultantes entre si.
El color es lo más importante en el cuadro, de manera que se olvidan de otras características como la perspectiva o el claroscuro. Además las obras tratan de representar el sentimiento, cosa que el impresionismo, movimiento contra el que reaccionan, no se había ocupado preocupados solo por representar la luz y la influencia de la misma en el paisaje.
La raya verde. 1905. Henry Matisse

Lujo, calma, voluptuiosidad de Henry Matisse se considera el precedente del fauvismo


No hay comentarios:

Publicar un comentario