lunes, 2 de diciembre de 2013

¿Como explicar el dadaismo a los niños?

Poster de la matinee dada realizado en 1923

No existe duda de que uno de los movimientos de vanguardia más interesantes que surgen en la primera mitad del siglo XX es el dadaismo. Desde este blog dedicamos una serie entera a estos movimientos vanguardia donde ya hemos hablado del surrealismo para niños o el expresionismo para niños.
El dadaismo surgiría entre 1916 y 1922 en Suiza, concretamente en Zurich, sus grandes impulsores serán Hugo Ball y Tristan Tzara. Como todos los movimientos artísticos que surgen en este momento trata de rebelarse contra la estética artística anterior y también contra el resto de movimientos de vanguardia, a los que acusaban de ser sucedaneos de los anteriores sin aportar nada nuevo. Ese espíritu rebelde y nuevo podemos apreciarlo en cada uno de los movimientos que hemos estudiado hasta ahora.
No se sabe muy bien de donde viene el origen de la palabra dadaismo y hay diferentes teorías, el arte puede ser algo simple, por eso hay gente que apunta que dada son las dos primeras palabras que un niño pronuncia y de ahí puede venir el nombre del movimiento. Otros indican que son palabras encontradas al azar en el diccionario.



Una de las novedades que incluye el dada el cuestionamiento del arte, ¿que es el arte?, ¿a que consideramos arte?, ¿cualquier objeto es susceptible de convertirse en objeto artístico?. Parece claro que algunos llevaron esta teoría hacia el extremo, ya que Marcel Duchamp fue el primero que en el año 1919 se atrevió a exponer un urinario como objeto artístico, obra que se convirtió en un referente del ready made.
El uso de todo tipo de materiales también forma parte de las obras dadaistas, algunos de ellos materiales reciclados que se incorporan a la obra de arte. Son muy conocidos los collages realizados con periodicos viejos y quizás son algunas de las obras más representativas del movimiento. Esos collages servirán de base a otros artistas posteriormente para realizar sus trabajos, pensemos en la estética punk y algunas obras realizadas por el artista Jamie Reid en las portadas de los discos de los Sex Pistols o en otros trabajos posteriores de este artista inglés.
La provocación es el espíritu del dadaismo, no existen reglas fijas a la hora de componer. Toda esa provocación ha sido recogida en gran parte por el arte contemporáneo, uno no debe quedarse indiferente cuando contempla una obra de arte sino que al verla le debe provocar una reacción de algún tipo, incluso de absoluto rechazo, porque quizás eso era lo que pretendía. La indiferencia es la enemiga del arte y sobre todo del arte contemporáneo.
Jamie Reid. Pretty Vacant Sex Pistols

No hay comentarios:

Publicar un comentario